Incendio destruye la nave central del mercado Nuevo

728
Juan Salazar | Juan Eduardo Thomas
Santo Domingo

Un incendio consumió la nave central del Mercado Nuevo de Villas Agrícolas, justo en el área donde se encuentran los almacenes del principal depósito de provisiones de los pequeños comercios del Gran Santo Domingo.

Las pérdidas fueron cuantificadas como “millonarias” por las autoridades municipales. A la espera del levantamiento que determinará cuantos negocios se vieron afectados, la realidad es que al menos 1,700 personas se quedaron sin trabajo, sumado al daño en el abastecimiento de los comercios de la capital y la provincia Santo Domingo.

La intensa humareda y la noticia que de boca a boca llegó a los residentes de los barrios Villas Agrícolas, Capotillo y Juan Pablo Duarte provocaron una aglomeración constante que incluso impidió un trabajo más fluido de los cuerpos de bomberos y el personal de socorro que intentaba sofocar el siniestro.

Ha sido un golpe severo a las actividades del mercado, especialmente en el área de las provisiones, la que fue casi barrida
Luis Taveras, presidente de la Unión de Comerciantes del Mercado Nuevo

De hecho, en los primeros minutos del fuego se produjeron saqueos por la parte trasera del establecimiento, por lo que era común observar a personas con sacos de arroz en los hombros o llevados de forma apresurada en motocicletas.

Agentes de la Policía Nacional se vieron precisados a realizar varios disparos al aire para detener los robos y luego para alejar de la verja perimetral a cientos de curiosos que querían observar la magnitud del incendio.

El incendio comenzó cerca de las 3:00 de la tarde y se extendió hasta pasadas las 7:30 de la noche. Entre dieciséis y veinte unidades del cuerpo de bomberos del Distrito Nacional y Santo Domingo Este sofocaron las llamas.

A comienzos de diciembre de 2014, el presidente Danilo Medina visitó esta plaza agropecuaria y prometió su rehabilitación a los comerciantes para reducir los niveles de hacinamiento y falta de higiene con que operaba el mercado.

Luego, a mediados de mes, el gobierno anunció que intervendría la plaza. Las supuestas intensiones de sacarles del negocio por la entrada en operación del Merca Santo Domingo es una de las mayores preocupaciones de los comerciantes, que llegaron incluso a poner en duda el carácter “accidental” que se presume en cualquier incendio.

El alcalde de la ciudad, Roberto Salcedo, dijo en el lugar que resta esperar el informe técnico de los bomberos para sentarse a conversar con los comerciantes y ver de qué manera el gobierno y el cabildo pueden ayudarles al restablecimiento del mercado.

Mientras que Miguel Minaya, vicepresidente de la Federación de Comerciantes del Mercado, explicó que el incendio afectó el cien por ciento de la nave central del mercado, y que en las áreas denominadas “Los pasillos”, donde se ponen a la venta productos agrícolas, había sido quizá la menos afectada.

Saqueos
CASI CON EL INCENDIO
La parte trasera del mercado se convirtió en el foco del desorden que comenzó casi junto al incendio. Salir con sacos de arroz en hombros lucía algo fácil, aprovechando que la Policía no se había presentado.

1,700
EMPLEOS GENERA
Cuando menos esta cifra de personas se verán afectadas desde hoy por el cierre de las operaciones del Mercado, ubicado en la avenida Duarte.

(+)
AFECTADOS, HIDRANTE Y RECONSTRUCCIÓN
Dos personas resultaron afectadas en el fuego por la inhalación del humo que produjo el incendio.

Uno de ellos fue un bombero, que recibió atenciones médicas en una ambulancia del sistema de emergencias 9-1-1. La otra persona no fue identificada por las autoridades.

Los bomberos necesitaron, además de sus unidades, de camiones cisterna de la Coorporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

Para el recuerdo quedará el hidrante cerrado, justo frente al Mercado Nuevo, mientras los bomberos hacían maravillas para rellenar los camiones de socorro.

Las escenas de vendedores tristes por la quema de sus negocios abundaron toda la tarde. El motivo de sus llantos variaba, pero iba desde la pérdida de los alimentos que tenían para comerciar, hasta los miles de pesos que algunos tenían guardados en sus pequeños establecimientos.

Otros acudieron a extraer los recursos económicos que habían dejado en el lugar. “El resultado de las ventas que he hecho desde el jueves”, se lamentaba un comerciante.

El mercado Nuevo de la avenida Duarte tiene previsto un proceso de remodelación por el gobierno, aunque algunos comerciantes han denunciado que el interés es demoler la vieja estructura, especialmente a raíz de la inauguración del Merca Santo Domingo, unicado en el kilómetro 22 de la autopista Duarte.

La arrabalización y la falta de higiene caracterizan esta plaza agropecuaria inaugurada en el año 1973, durante el gobierno de los 1 2años de Joaquín Balaguer. Los incendios han sido frecuentes en este mercado, algunos sin mayores consecuencias, pero otros de gran magnitud.

Uno de los de mayor consideración de los últimos años ocurrió el 5 de mayo de 2008, cuando un incendio en la nave central destruyó 25 negocios de manera total y otros de forma parcial, con pérdidas estimadas en RD$20 millones.

Piden al gobierno ir en auxilio de afectados
El presidente de la Unión de Comerciantes del Mercado Nuevo, Luis Taveras, pidió ayer al gobierno acudir en auxilio de decenas de comerciante que quedarán sin sus fuentes de ingresos debido al incendio que consumió la nave central del mercado Nuevo de la avenida Duarte.

“Ha sido un golpe severo a las actividades del mercado, especialmente en el área de las provisiones, la que fue barrida casi en un 100%”, precisó el dirigente comercial.

Taveras indicó que en el área consumida por el fuego había ubicados cerca de 500 negocios de diversos tipos, como almacenes de provisiones, tiendas, puestos de vegetales y frutas, carnes y pequeños detallistas que ofertan sus productos en mesas.

Consideró que la destrucción de la nave central también generará desempleo, debido a que muchos de esos negocios se irán a la quiebra con la pérdida total de sus mercancías. Taveras refirió que el siniestro también afectará a cientos de vendedores informales que se suplen de esos negocios para luego comercializar los productos en el entorno de la plaza comercial.

“El gobierno tendrá que intervenir en esto porque de lo contrario estamos hablando de un importante segmento de la población comercial de ese mercado se quedará sin el mecanismo para ganarse el sustento familiar”, añadió.

Atribuyó el incendio de ayer y otros que han ocurrido en el mercado de la avenida Duarte a la precariedad con que opera esa plaza comercial, debido al hacinamiento y a la falta de seguridad. “Generalmente los incendios ocurren por problemas eléctricos. Se trata de una estructura que ya agotó su vida útil y a pesar de que de ella dependen tantas personas, reconocemos que está la planta física está en condiciones deplorables”.

Dijo que aunque resulta una desgracia el incendio que consumió la nave central del mercado, esto debe servir como una motivación para que las autoridades sometan a una remodelación total esa estructura y le dé respuestas a tantas personas que hace tiempo esperan la mano amiga del gobierno.

El incendio que consumió la nave central del mercado Nuevo de la avenida Duarte comenzó cerca de las tres de la tarde y fueron necesarias unas cuatro horas para controlar las llamas y cerca de 12 unidades del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo.