Sectores consideran mal intencionado y provocación, reclamo en Altar de la Patria

SANTO DOMINGO. Sectores políticos y empresariales consideraron mal intencionada y una provocación la protesta convocada por el grupo Reconoci.do, en reclamo de nacionalidad de ciudadanos de origen haitiano, cuando se espera la llegada al país de representantes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional le autorizó al Centro Bonó el uso de la explanada del Parque Independencia hacia la calle Palo Hincado el pasado sábado 18, “para la realización de un evento cívico cultural”, con una tarima y un pequeño equipo de sonido. También dio su visto bueno la Dirección de Patrimonio Monumental.

Para el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Pedro Brache, las autoridades no debieron permitir lo que estimó como un irrespeto a los símbolos patrios.

Consideró que “la demostración hecha por nacionales haitianos en el Parque Independencia no debió permitirse. Si no pueden respetar nuestros símbolos patrios, deben entonces volver a su país”, indicó.

El diputado y presidente en funciones del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor Bisonó, manifestó que el acto de reclamo fue una provocación, imprudente e innecesaria.

“Creo en la libertad de expresión, pero con el respeto, el orden y la prudencia debida. Un grupo de ciudadanos haitianos que reclama nacionalidad dominicana, no debe de ir al Altar de la Patria a manifestarse con cantos, emblemas y pronunciamientos haitianos, lo cual provoca nuestra identidad en lo más profundo como los restos de los patricios”, dijo.

Bisonó aseguró que lo que sí es seguro es que esta actitud llama a la unidad nacional y levantar cada vez nuestros símbolos Patrios.

El vocero de los diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Radhamés González, lamentó que se produzca este reclamo, a pesar del tiempo de aprobada la Ley 169-14 de naturalización, y de la inversión que ha hecho el Estado dominicano para la puesta en ejecución de la misma, sin ayuda de la autoridades haitianas.

“Resulta raro que ahora de nuevo salga el tema, no tengo dudas que algún grupo social anda detrás de eso y no necesariamente dominicano”, expresó.

En cambio, el abogado Cristóbal Rodríguez opinó que la justicia del reclamo de los descendientes de inmigrantes haitianos “convierte el Altar de la Patria en el mejor escenario para su manifestación”.

Sostuvo que el proceso de “desnacionalización” padecido por miles de dominicanos de ascendencia haitiana encierra un acto de injusticia extrema.