En 1953 y 1983-84, el Licey le ganó en la final doble juego a las Aguilas

SANTO DOMINGO. En la historia de las series finales del béisbol dominicano se han celebrado dos veladas dobles, fruto de asignaciones por causa de la lluvia.

Lo interesante es que ambos dobles juegos los protagonistas han sido los Tigres de Licey y las Aguilas Cibaeñas en los campeonatos de 1953 y 1983-84.

La lluvia obligó a un doble choque el 30 de agosto de 1953, en el Estadio de La Normal, donde los Tigres del Licey derrotaron 5×4 a las Aguilas Cibaeñas. El zurdo Guayubín Olivo en rol de relevo se anotó la victoria. El revés fue para Frank Biscan.

En el segundo choque, Licey ganó 4×1, con labor completa de Guayubín Olivo, que permitió 8 hits y una carrera limpia. El pitcher derrotado fue Emilio Cueche.

El segundo cetro añil se logró en septiembre y fue el domingo 6 de septiembre de 1953 en Santiago, teniendo las riendas azules el cubano Oscar Rodríguez. El quinto partido de la serie final, ganado por el Licey 2-0 fue un tremendo duelo de pitcheo, donde el lanzador ganador fue el cubano Gaspar Delmonte que apenas aceptó dos hits, teniendo en Canín Zabala un digno rival.

En la serie final de 1983-84, los constantes aguaceros obligaron a un doble juego el 2 de febrero de 1984 en el Estadio Quiqueya. Las Aguilas Cibaeñas dominaban la serie tres juegos por dos.

La tropa añil comandada por Manuel Mota se anotó el primer juego con pizarra de 6×3 con victoria para Ramón -Pintacora- de los Santos y rescate para Vïctor -El Policía -Cruz.

El segundo compromiso lo ganó también el Licey con score de 9×1 donde Pintacora de los Santos salvó con relevo de tres innings, obteniendo el Licey la corona 12.

De los Santos y Cruz fueron seleccionados los Jugadores Más Valiosos de la Serie Final.