Todo comenzó por una discusión de dinero y se transformó en un brutal asesinato. Según informaron los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica, a Yerson Eladio Aponte Sequera, de 17 años, lo golpearon en la cabeza con un tubo, le arrancaron la piel y los músculos para comérselos.

Yerson Eladio Aponte Sequera, el adolescente asesinado

Yerson Eladio Aponte Sequera, el adolescente asesinado

De acuerdo con la reseña de la Caraota Digital, los presuntos involucrados en el homicidio son dos primas de  la víctima de 15 y 16 años, un vecino de 17 y el padre de este último, un hombre de unos 40 años.

El Carabobeño detalló que cortaron su cuerpo en pedazos y luego lo quemaron. Supuestamente las partes con mayor cantidad de carne, es decir, las mejillas, los brazos, los glúteos y los muslos fueron cortadas al ras de los huesos, las asaron y se las comieron.

El adolescente llevaba desaparecido desde el miércoles pasado, por eso los familiares comenzaron a buscarlo por toda la zona.  Las primas que supuestamente participaron en el hecho, así como el vecino y su hijo adolescente, se unieron a la búsqueda.

Pero a los tíos de la víctima  les llamó la atención que estas cuatro personas siempre intentaban justificar la ausencia del muchacho, sugiriendo que se había mudado o que se había ido con unos amigos y no regresaría.

Fueron tan insistentes como sospechosos, por eso, luego de un interrogatorio, confesaron.