Registradora de Título “jugó papel fundamental” en fraude contra el Estado

Imagen de archivo del procurador general, Jean Alain Rodríguez.

SANTO DOMINGO. La actual directora Nacional de Títulos, Rosabel Castillo Rolffot, “jugó un papel fundamental” en el fraude contra el Estado en la venta irregular de los terrenos de Los Tres Brazos, “de manera intencional” y al no investigar el estado jurídico de la parcela que corresponde a ese sector para aprobar su transferencia sin que pasara por el Congreso, aseguró la Procuraduría General de la República.

“Para evitar que no fueran aprobados por el Congreso como manda la Constitución la respuesta era haciendo creer que los terrenos pertenecían a empresas privadas para ello interviene la imputada Rosabel Castillo Rolffot, entonces registradora de Títulos del Distrito Nacional (actual directora Nacional de Títulos) que registró la transferencia fraudulenta con la complicidad de los funcionarios de Corde”, indicó Jean Alain Rodríguez.

En la rueda de prensa de este jueves, el máximo representante del Ministerio Público asegura que “en su afán por materializar el fraude junto a los demás imputados”, Castillo Rolffot llegó a ignorar numerosas advertencia de los técnicos subordinados que le indicaban que los terrenos eran del Estado y que se estaba cometiendo una ilegalidad.

La procuraduría acusa, además, a Juana Inés Gómez Williams, hermana de Carlos Aris Gómez William y Julio César Gómez William, quienes son los principales accionistas de la sociedad comercial Infepa; a José Enrique de Pool Dominici principal representante de Titulatec y los agrimensores Ana Ozuna Nolasco y Hadonis Ruiz Mella.

Juana Inés Gómez Williams es la principal accionista y representante de Proyecciones Inmobiliarias Gómez.

El exdirector de Corde, Leoncio Almánzar Objío, fue detenido este jueves y se anunció que continuarán los apresamientos por la venta irregular de los terrenos que afecta, según el procurador, a 60 mil familias.

También están implicados el exconsultor jurídico, Luis José Cruz Crespo; Manuel Aybar Ferrando, exgerente Inmobiliario, y Domingo Gerardo Lebrón de los Santos.

“A precio de vaca muerte los hermanos y sus cómplices (Juana Inés y Carlos Aris Gómez William y Julio César Gómez William) se hacían con todo un enorme barrio de la provincia de Santo Domingo y así el fraude al Estado dominicano quedaba en familia”, asevera el procurador al explicar cómo se desarrollaba la primera etapa del fraude.

“A precio de vaca muerte los hermanos y sus cómplices (Juana Inés y Carlos Aris Gómez William y Julio César Gómez William) se hacían con todo un enorme barrio de la provincia de Santo Domingo y así el fraude al Estado dominicano quedaba en familia”

Expuso que una parcela valorada en 85 millones de pesos fue vendida en tan solo cuatro millones de pesos, veinte veces por debajo de su valor.

Las compras de la propiedad del Estado se hacían por debajo de su valor para después vendérselas a los residentes de Los Tres Brazos a precios muchos más caros.

Una cuarta etapa corresponde a la reventa de los inmuebles y en la que interviene Titulatec y sus accionistas y otras sociedades comerciales que se investigan.

En cuanto a Titulatec, con José Enrique de Pool Dominici, su principal representante, el procurador dice que esta compañía interviene en la “reventa” al confabularse “con Infepa y los demás imputados para comprar los terrenos y los inmuebles del sector de Los Tres Brazos con el objetivo de venderlos a los mismos ocupantes, pero a precios exorbitantes”.