Bodeguero dominicano vendió boleto ganador de US$688 MM del Power Ball

NUEVA YORK. El bodeguero dominicano José Espinosa vendió el boleto ganador del Power Ball del pasado sábado, cuyo premio fue de US$688 millones de dólares, que se dividió entre un ganador del afamado barrio Harlem en Manhattan (donde se ubica la bodega) y un jugador en Iowa.

Cada uno de ellos recibirá US$198.1 millones si deciden tomar el dinero en un pago único, pero si aceptan recibirlo a plazo, tendrán que esperar 29 años para tener $343 millones por cabeza.

Espinosa dijo que sabía que había vendido el boleto ganador, porque siempre ha trabajado comercio en Harlem y siempre ha vivido en ese barrio.

Dijo sentirse feliz porque el nuevo multimillonario de Nueva York, que no ha dado la cara todavía, es un residente del área.

“Siempre tenemos los mismos clientes”, dijo Carlos Díaz, de 52 años, que es el manager de la bodega “West Harlem Deli”, situada en la Quinta Avenida, cerca de la calle 126 Oeste.

Díaz, quien estaba eufórico por la venta del boleto ganador, dijo que eran buenas noticias para todos en Harlem.

“Estoy feliz por la comunidad, por el muchacho que ganó. Por la bodega también, porque, ya sabes, te pone en el lugar, en el punto de mira”, agregó el bodeguero.

Los números ganadores fueron el 8, 12, 13, 19 y 27 y la bola el 4.

El boleto vendido en Iowa fue comprado en una tienda de conveniencia en la remota ciudad de Redfield de ese estado, con una población de 800 residentes y que contrasta al máximo con la megapolis que es Nueva York.

Un residente local sugirió que el ganador debería tomar el dinero y mudarse a lugares más verdes.

“Quienquiera que sea, que saque a su familia de Harlem y la lleve a una casa grande”, dijo Michael Williams, de 57 años.

Otros esperan que el ganador use la ganancia para retribuir a la comunidad.

“Espero que el premio haya sido para una persona merecedora con un corazón humilde”, dijo Harlem Ángel Rivera, de 49 años, pidiendo que el ganador invierta el dinero en Nueva York.

Los funcionarios de Power Ball dijeron que los boletos comprados en Iowa y Nueva York coinciden con los seis números en el sorteo del sábado por la noche.

El premio fue el cuarto más grande en la historia de las loterías de los Estados Unidos.

El Powerball se juega en 44 estados, además de Washington, DC, las Islas Vírgenes Americanas y Puerto Rico.