Llegan al país cuerpos de una madre y sus dos hijos que murieron en incendio en España

Rafael Castro
Las Américas

Los cuerpos de una dominicana y sus dos hijos menores fallecidos en un voraz incendio ocurrido el jueves 18 de abril  en un piso en la localidad L’Hospitalet de Llobregat, en las afueras de Barcelona, España, fueron trasladados este domingo a la República Dominicana, por el aeropuerto Internacional de Las Américas en un vuelo comercial.

Los cadáveres de la criolla identificada como Katiuca Trinidad, 28 años y sus hijos Hannns Matos Trinidad de tres años de edad y de Hanna Matos Trinidad de pocos meses de nacido fueron traídos al país, en el vuelo 089 de la línea aérea Air Europa, que arribó a la siete de la anoche procedente de Madrid, España.

Previo a su entrega, los cadáveres de la madre y sus dos hijos fueron examinados por el médico forense del Ministerio de Salud Pública de servicio en la terminal, con la colaboración del personal de la empresa de Funeraria que laboró en la tramitación de entrega de los cuerpos.

Familiares de las victimas recibieron los cadáveres de sus parientes en la terminal en medio de manifestación de duelo y dolor con el fin de trasladar los mismos a la comunidad de la Descubierta, provincia Independencia, de donde era oriunda la mujer fallecida.

El incendio se desató a primera hora de la mañana, sobre en la vivienda de un edificio de seis pisos en L’Hospitalet, algo que pudo deberse a una sobrecarga eléctrica, según un primer informe preliminar.

Las llamas se propagaron con gran rapidez por la vivienda, de pequeñas dimensiones, donde vivían cinco personas y en la que había varios colchones y ropa, lo que facilitó que el fuego se extendiera por todo el piso.

Al llegar los bomberos, una de las tres mujeres que había en el interior de la vivienda ya había fallecido, por lo que solo se pudo evacuar a otras dos y a los dos menores.

Poco después se confirmó la muerte de los dos niños, hijos de la mujer fallecida y que perecieron en un hospital donde habían sido trasladados en estado crítico.